Cómo realizar un montaje de escenario seguro

Cómo realizar un montaje de escenario seguro

Montar un escenario es una actividad a la no se puede tener miedo, pero que se debe afrontar con mucho respeto. De hecho, según la guía técnica del Real Decreto 1627/1997, elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad Social, tiene la consideración de obra de construcción, con elementos, dinámicas y riesgos propios de los trabajos en altura. En este post te damos algunas pautas sobre cómo realizar un montaje de escenario seguro, que podrás aprender a fondo en nuestro curso de formación

Planifica cómo realizar un montaje de escenario seguro

La planificación es la verdadera clave acerca de cómo realizar un montaje de escenario seguro. En ningún proyecto, y menos en uno que implique trabajos en altura, nada puede quedar al azar. Por ello, se exige cumplir una serie de condiciones y llevar a cabo algunos trámites administrativos, tanto por parte del contratista como por parte de la empresa que ejecutará los trabajos, como puede ser elaborar un plan de seguridad o aperturar centro de trabajo.

La planificación es sólo la primera fase de este tipo de trabajos, pero es la base sin la cual no puede haber un montaje seguro de un escenario. En este sentido, no sólo se debe elaborar el diseño del mismo, sino también su distribución en el espacio, qué maquinaria y equipamiento será necesario para levantarlo, qué trabajadores deberán contratarse, etc. 

En esa planificación, un capítulo muy destacado lo debe ocupar la fase de montaje en sí misma. Debe ser lo más detallado posible, especificando no sólo las estructuras que se deben construir sino también los procedimientos a llevar a cabo, puesto que los hay muy variados: manualmente, mediante grúas autoportantes, elevadores para torres, etc.

Otro aspecto a tener muy en cuenta en esta planificación es la instalación de los equipos, una vez montado el escenario, pues están estrechamente relacionados con éste: sonido e iluminación, efectos especiales, etc. 

Y tan importante como realizar un montaje de escenario seguro es, precisamente, llevar a cabo su desmontaje. Por ello, la planificación también debe abarca este proceso. A pesar de que, por lo general, es una etapa más rápida, no se debe bajar la guardia, pues los riesgos de accidente siguen ahí. En especial si algún elemento se ha visto dañado o modificado durante la celebración del evento. 

Identifica los riesgos

Esa planificación puede recoger los riesgos de este tipo de trabajos, pero sobre todo deben estar presentes en todo momento en la mente de los trabajadores, fruto de su formación específica y de su experiencia. Algunos de los más importantes son:

  • Riesgo de caída, propio de los trabajos en altura: para evitarlos es fundamental un correcto uso de líneas de vida horizontales y verticales, así como un adecuado desempeño de técnicas de acceso y posicionamiento en las estructuras
  • Riesgo de caída de objetos y elementos, que en esta actividad son de gran peso y, por tanto, peligrosidad más elevada. Es el caso de focos, altavoces, motores y generadores, entre otros
  • Riesgos por elevación o instalación de las propias estructuras, por ejemplo por una sobrecarga que podría ocasionar un colapso
  • Riesgos eléctricos, ya sea por los mencionados generadores o por otras fuentes de alimentación
  • Riesgos por el movimiento de vehículos, como camiones o carretillas elevadoras

En GEPCO Formación te enseñamos cómo realizar un montaje de escenario seguro, pues contamos con un curso específico para este trabajo en el que abarcamos todos los puntos arriba descritos y otros como la utilización de Equipos de Protección Individual (EPIs) y la aplicación de primeros auxilios en el caso de accidentes o imprevistos. Además, contamos con formación para en nivel básico y en otro más avanzado.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.