Qué tener en cuenta en trabajos en espacios confinados

Qué tener en cuenta en trabajos en espacios confinados

Muchas son las cosas que hay que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados, principalmente para prevenir riesgos laborales. Por ello, en las siguientes líneas te presentamos un decálogo de consejos que nunca puedes perder de vista. Y te recordamos que de todo ello nos ocupamos a fondo en un curso específico para quienes trabajan en estos entornos tan particulares.

10 cosas que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados

Este es nuestro catálogo de cosas que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados, que debes grabar a fuego en tu mente.

#1. Señaliza siempre

Tanto si el espacio cuenta con una salida o con varias, éstas deberán estar siempre bien señalizadas para las personas que se sitúan en el exterior (que para ellos representa una entrada), con el fin de evitar su caída dentro del espacio. Y en la medida de lo posible, también se debería señalizar la salida en el interior, para que el operario tenga la referencia de ésta

#2. Vigilancia, imprescindible

La entrada al espacio confinado debe estar siempre vigilada por otro operario. Supone una medida extra para evitar las mencionadas caídas, pues a veces la señalización (con conos, barreras, etc.) no resulta 100% efectiva.

#3. Comunícate con tu compañero

El operario que se queda en la entrada/salida debe estar siempre en contacto con su compañero del interior, manteniendo una comunicación fluida con éste. La comunicación puede desarrollarse a viva voz o bien mediante otros sistemas inalámbricos a distancia.

#4. Alerta ante cambios repentinos

Otra de las cosas que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados es que las condiciones pueden cambiar repentinamente, desencadenando una situación adversa en cuestión de segundos. Un escape de gas, una caída de material, una fuga de agua… Por ello, conviene estar siempre alerta por si fuera necesario emprender el camino de salida a toda velocidad.

#5. EPIs, revisados y puestos

Los equipos de protección individual tienen ‘fecha de caducidad’, por lo que antes de usarlos hay que comprobarla, realizando las debidas revisiones periódicas. Y durante la tarea, deben estar puestos correctamente en todo momento.

#6. Controla tu respiración

Uno de los principales riesgos en un espacio confinado es la escasez de oxígeno. Por tanto, debes prestar siempre atención a tu respiración. Si notas que no lo haces con fluidez, conviene abandonar el lugar. También puede ser necesario llevar equipos de respiración autónoma.

#7. Mide el ambiente y ventila

Relacionado con lo anterior está el séptimo punto que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados: contar con sistemas de análisis de la concentración de oxígeno, para que esta tenga siempre un nivel entre 20,5% y 21%. Y en la medida de lo posible, conviene favorecer la ventilación.

#8. Ojo con los oídos

No todos los riesgos de los espacios confinados están relacionados con el aparato respiratorio. El sistema auditivo también puede sufrir, puesto que los sonidos se ven amplificados en estos ambientes. Por tanto, si empleas maquinaria con gran potencia sonora, es fundamental utilizar protectores auditivos.

#9. Ilumina adecuadamente

Otra característica habitual en muchos espacios confinados es la escasez de luz. Así que para trabajar aquí debes elegir una fuente de luz artificial que ilumine suficientemente el espacio. Pueden ser linternas incorporadas al casco, lámparas de mano u otros.

#10. Fórmate sobre la materia

Por último, añadimos un consejo genérico pero que siempre hay que tener en cuenta en trabajos en espacios confinados: la formación es clave para la prevención de riesgos laborales. Por ello, GEPCO Formación te ofrece cursos sobre ello, tanto en nuestra sede de Sabadell como en otras ciudades españolas en la modalidad In Company.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.